domingo, 29 de mayo de 2016

250 SANDECES CON ENJUNDIA… Y UNOS CUANTOS CHISTACOS


Formato: Versión Kindle
Longitud de impresión: 62
Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
Idioma: Español
ASIN: B00X3ZBPGW

Tapa blanda: 162 páginas
Editor: Createspace Independent Publishing Platform (4 de octubre de 2015)
Idioma: Español
ISBN-10: 1517646901
ISBN-13: 978-1517646905

SINOPSIS (del propio autor, en amazon):

Este libro sólo busca una cosa: La simple y pura diversión y sonrisa del lector, para lo cual destrozo sin orden ni concierto ni compasión mitos sociales, chistes y dichos y refranes populares, así como cuentos clásicos de todos conocidos… Sólo espero que el esfuerzo haya valido la pena y que usted, amigo lector, se lo pase tan bien leyéndolo como yo escribiéndolo… HE DICHO…!!! (Javier Haro Herraiz).

SOBRE EL AUTOR:
(tomado de la reseña sobre “Relatos privados”, que publiqué en febrero de 2016)

He escrito varias reseñas sobre Javier Haro y no voy a volver a escribir su biografía, porque sería más de lo mismo. Quiero contar algunas cosas que conozco de él, de su forma de escribir y ser. Algunas, ya las había comentado anteriormente, pero después de conocerle las he comprobado por mí misma.
En primer lugar decir que es el escritor más prolífico que conozco. En este momento tiene 59 libros escritos y 55 autopublicados. Su forma de escribir (y de leer) se ajusta a una rutina de horarios bastante estricta, que consiste en un momento específico de la mañana para leer y, a continuación, escribir. Por la tarde tiene otra hora para estas mismas tareas. Lee siempre un porcentaje específico del libro que tiene entre manos. Y escribe varios libros a la vez, cada día  muy poco de cada uno y no deja de hacerlo por nada. Si alguna actividad le impide ponerse a su hora marcada, adelanta el momento (o lo retrasa).
Para mí, una de las mayores y mejores características de Javier es que pone todo cuando escribe. Y siendo una persona que abarca todos los géneros, es algo muy difícil. Me encanta cuando leo sus textos eróticos o pornográficos, porque consiguen exactamente lo que buscamos cuando leemos dicho género. Del mismo modo me ocurre con otras historias, pues el autor adapta perfectamente su “lenguaje” al tipo de novela. Recientemente comentaba con él que me habían gustado expresiones, construcciones gramaticales o frases más bien coloquiales en según qué contextos. Me hacen mucha gracia “sus normas ortogramaticales”, pues son muy concretas y explícitas. Por supuesto, ninguna va en contra de las que marca nuestra R.A.E. y además, en ningún caso cambian el sentido de lo escrito.
Como amigo es además, una persona buena, alegre y encantadora. Me encanta compartir con él conversaciones vespertinas sobre libros, sobre la vida y sobre cualquier interés común, que por cierto, tenemos muchos.

RESEÑA:

No es la primera obra de Javier Haro que leo, fuera del género erótico o porno, pero lo cierto es que son muy pocas. Compré este libro en papel, por sugerencia de él mismo, para regalar a mi hermana en los últimos momentos de su enfermedad. Javi se lo dedicó y, me consta que consiguió sacarle muchas sonrisas y carcajadas.
Ella me lo prestó el mes pasado y lo he leído sobre todo por las noches, después de leer novela y alternándolo con la poesía de otro gran autor. Lo cierto es que llegó en un fantástico momento, en el que necesitaba sobre todo encontrar motivos de alegría y felicidad. Aunque han sido ratos muy concretos y el libro se trata de comentarios muy breves, han conseguido hacerme olvidar en ocasiones de mis problemas y reír. Mi familia puede dar fe de mis buenos momentos de lectura pues en ocasiones, me era imposible aguantar las carcajadas. Se trata sobre todo, como me gustaba decirle a él, de “humor del absurdo”. Comentarios y frases en torno a refranes, dichos populares, canciones, anuncios televisivos y demás.
Javier tiene una gran capacidad para buscar nombres y apellidos que formen palabras graciosas o cómicas, así como los nombres de famosas universidades y grupos de estudios. También es increíble cómo da fin a situaciones de toda la vida, del modo más sencillo y casi siempre, ridículo. Otra cosa que me gusta es que no suele aludir a la religión o a la política, por lo que nadie puede sentirse herido por la burla de sus creencias.
En cuanto a los “chistacos”, la mayoría muy breves y de nuevo, graciosos. Además, son aptos para todos los públicos, por lo que compartí varios con mi familia, haciendo reír a todos y cada uno de los miembros de la misma. Como es un libro de sandeces y chistes, se puede coger cuando uno quiera o pueda y dejarlo sin problemas, pues evidentemente no hay que seguir una línea argumental.

Recomiendo esta lectura a todo aquel que necesite motivos para reír y actualmente no los encuentre. También a quienes quieran desconectar de los problemas de la vida real durante algunos ratos. También a todos los lectores de Javier Haro, pues es muy fiel a su estilo. A personas de cierta edad, pues les será más sencillo reconocer los dichos, anuncios, refranes y textos a los que hacen referencia las sandeces. Y a todos los públicos en general, pues es válido para cualquier edad y modo de pensar.

4 comentarios:

  1. Muy buena reseña Mary Ann, las risas jamás salen sobrando. Feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes , bueno solo en leer la reseña es una carga enorme de positivismo y risas, es es lo que nos falta reírnos mucho más , la reseña de Mary , nos deja bien claro dos cosas , una de ellas es que el libro merece la pena leerlo por la buena onda que nos dejará y otra que es una esplendida y fabulosa amiga de sus amigos , pues gracias por compartir tan alegre libro , y segura estoy que a todos nos hará pasar momentos alegres , un saludo para tod@s y feliz semana .

    ResponderEliminar
  3. Transmites lo que debe ser el libro: OPTIMISMO.

    ResponderEliminar

Harry Potter - Delivery Owl